La francmasonería en Francia desde sus orígenes en 1815 (fragmento)Gustave Bord

La francmasonería en Francia desde sus orígenes en 1815 (fragmento)

"¿Qué es la masonería? Esta controversia trató de solventarse de muy diversos modos, incidiendo la multiplicidad de soluciones planteadas en el desarrollo de un hálito de confusión y misterio a favor de los masones y en contra de sus detractores.
Querríamos plasmar la sucesión de grandes maestros, sabiendo de antemano el aura secretista que envuelve la Orden y a su único líder. Según algunos, esta sociedad habría tenido un objetivo recóndito desde sus orígenes asociado nominalmente a empresas fraternales y caritativas.
Ambas afirmaciones son falsas y constituyen la fuente de muchos errores sobre la masonería.
Para hallar la solución al problema trataremos primeramente de formular las preguntas adecuadas.
¿Sólo hubo una especie de masonería? ¿Su objetivo era siempre el mismo? ¿Sólo los líderes que se iban sucediendo conocían el objetivo real de la empresa?
Demostraremos que hubo dos tipos de masonería: una más antigua, consistente en hombres de negocios, constructores, de tipo corporativo y otra que la sustituyó y que abarcó el campo de la filosofía y las ciencias, y a la cual podemos llamar especulativa.
La sustitución no se cristalizó de súbito de la primera a la segunda forma: durante varios años hombres influyentes irrumpieron en la primera para salvar las posibles herejías, otros querían establecer un dominio en beneficio de su partido político en los primeros días de los Estuardo. Estos albañiles, conocidos como los albañiles aceptados, cuando fue dispuesta la catalización en dos corrientes distintas de la orden, pasaron a entroncar las llamadas masonería jacobita y masonería inglesa. Dos hermanos, enemigos, que debían representar tendencias irreconciliables después de haber perseguido objetivos comunes, debatían sobre el dogma fundamental de la masonería, que subsiste a pesar de sí mismos, porque una idea es más fuerte que los hombres y se enraíza inevitablemente en la realidad más ostentosa. Pero no podemos negar que si la idea masónica de igualdad entre los hombres es socialmente odiosa, precario fue el refugio de los masones cuando se desató el orgullo del hombre pasando como un ciclón por encima de la humanidad aterrorizada. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com