Sobre el acuerdo de la moral y la política (fragmento)Christian Garve

Sobre el acuerdo de la moral y la política (fragmento)

"Sin el previo conocimiento del destino, las ideas, cercadas por todo tipo de medios simbólicos, son usadas para distinguir los bienes comunes de manera mucho menos inteligible.
Entre los hombres, entre las naciones, en base a sus intenciones y estando dispuestos a reconocer el derecho de la propiedad, contemplando los diferentes signos distintivos de los que hemos hablado, colegimos que el comercio entre ellos es indispensable o bien una similitud en su manera de concebir el mundo.
Para tratar de razonarlo mejor, supongamos que todos los objetos existentes entre los hombres que piensan han cambiado de naturaleza desde su estado primitivo y se han convertido en productos del trabajo. En última instancia, se acordó utilizar el mismo método para su determinación en cuanto a forma de vida, necesidades y manera de satisfacerlas. Un hombre es capaz de adivinar las acciones de otro hombre sin haber visto los efectos que derivan de ellas, puesto que con independencia del medio empleado el sujeto cognoscente está destinado. Pero donde encontremos un comercio similar entre los hombres habrá de existir un encuentro tácito entre ellos, al menos es de suponer, con independencia de asumir la naturaleza de la propiedad sin que medie violencia inmediata. La propiedad significa una relación cautiva entre el yo y el objeto, no tanto quizás entre el yo y los otros, en la medida en que fuera alterada mi relación con un ser inanimado, por ejemplo un edificio o un pedazo de tierra. Los objetos cercanos a mí han de satisfacer mis necesidades. Obviamente, esto sólo acaece cuando varios hombres se reúnen, avalados en virtud de una ley concesiva de múltiples y similares deseos, que destierre todo ánimo belicoso entre los mismos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com