Delante de la lámpara (fragmento)Edith Forssman

Delante de la lámpara (fragmento)

"El pastor estaba acodado en la ventana, contemplando los ecos vespertinos de aquella tarde invernal. La Nochebuena envolvía la naturaleza en un abrigo blanco de arbustos y árboles, y en una iglesia cercana la alta torre reflejaba el brillo fulgente de la luz en el cielo, devolviendo el solemne sonido de las campanas que llamaban a víspera.
En vano su solitaria reflexión acerca de la paz adquiría un cariz dilatorio ante el tedio álgido de las fauces de la blanca natura.
¿Qué sentido tenía el fulgor del cielo invernal y aquellos colores radiantes que anunciaban el advenimiento del tiempo alegre y bendito de la Natividad?
En aquel rincón tranquilo tras la ventana, sus sonrosadas mejillas se teñían de un pálido mortuorio.
Su impresión había sido tan inesperada como intensa y ahora podía captar el sonido inmóvil del espacio en blanco.
Él había hollado aquel paisaje en completa unicidad, visto las casas donde la muerte severa no había dejado ni el más mínimo rastro de la belleza de antaño. Sólo la paz de la inocente infancia se reflejaba suavemente -parecía como si no hubiera conciliado el sueño. Todas estas sensaciones se agolpaban en su mente mientras observaba la triste y vacía realidad. Finalmente, se dio la vuelta y cerró la puerta.
Ahora estaba de pie, mirando por la ventana en aquel día de Navidad, pero le era imposible hacer nada.
Hoy, la Iglesia anunciaría el Evangelio desde el púlpito lustrado, ante la numerosa asamblea del pueblo, y sin embargo se hallaba cautivo del más ominoso status -la rebeldía contra Dios.
¿Dónde estaba la premonición del bien? ¿Por qué Dios le había privado de su primer y único vástago? Era tan duro y cruel. Toda su vida había tratado de cumplir con denuedo los mandamientos del Señor. Se había enojado con su esposa que tan mansamente soportaba el dolor que le infligía aquella mano castigadora. La voz del sacerdote resonaba en su corazón como el filo de una espada. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com