P.C. du General (fragmento)Bernard Barbey

P.C. du General (fragmento)

"Los poderes políticos, financieros y militares ejercen en cualquier momento de la historia una enorme fascinación, como la lámpara de acetileno sobre la polilla. Pero las fuentes que describen tal entusiasmo son variables. No pueden apelar a los réditos obtenidos, porque los que acceden a estas esferas superiores de carácter decisorio se sitúan más allá de estos grandes "affaires" que comprometen el destino de los tiempos y de las gentes. Lo que más importa es la influencia oculta que subyace sobre dicha potestad electiva y el carácter manipulador que se desarrolla en estos escenarios. Tenemos el síndrome de la "eminencia gris" que dirige sin ser vista, ignora a aquéllos cuyo destino tiene entre sus manos. En una carta a César, Salustio, que era cercano a él, le escribió esto: "Sé lo difícil y delicado que es dar consejos a un rey, a un general, a todo mortal que ostente algún poder; porque los hombres poderosos tienen multitud de consejeros y nadie tiene suficiente sagacidad y prudencia como para pronunciarse acerca del futuro." Este de deseo de asesorar sin dar la impresión de tener algún interés o de estar a la merced de alguna voluntad ajena a la propia, es propio tanto del hombre como de la mujer. Las "eminencias grises" a menudo enmascaran la apreciación de sus críticas bajo el rol de la cortesana o del intrigante. Recordemos por ejemplo el caso de la marquesa de Pompadour, amante de Luis XV, que lo predispuso hacia decisiones políticas y militares que ella juzgaba adecuadas. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com