El dominio del destino (fragmento)James Allen

El dominio del destino (fragmento)

"Es un axioma científico que la interrelación entre el binomio causa-efecto, cuya traslación a la esfera de la conducta humana revela el principio de la justicia.
Cada científico sabe (y ahora todos los hombres así lo creen) que la perfecta armonía prevalece en todas las partes del universo físico, desde la mota de polvo hasta el gigantesco astro solar. En todas partes hay un ajuste exquisito.
En el universo sideral, con sus miles sus millones de soles transitando majestuosamente el espacio y llevando consigo sus respectivos sistemas de planetas orbitantes, su vasta nebulosa, sus mares de meteoritos y su vasto ejército de cometas que viajan a través del espacio ilimitado a una velocidad inconcebible. Un estado de suma perfección que prevalece; y de nuevo, en el mundo natural, con sus innumerables aspectos vitales, con su infinita variedad de formas, existen límites claramente definidos regidos por leyes específicas en torno a ejecuciones que evitan todo atisbo de confusión y en torno a una unidad y armonía ex aeterna via.
Si esta armonía universal pudiera dividirse arbitrariamente, incluso en una mínima concreción, el universo dejaría de ser, no habría cosmos, sólo el caos universal. Tampoco puede ser posible la concepción de un universo sin la asunción de un factor personal que esté por encima, en las afueras, superior a dichas leyes, en el sentido de que puede desafiarlas y dejarlas a un lado; pues la existencia de los seres, ya sean hombres o dioses, deviene en virtud de dicha ley, la más alta, es decir, que el mejor y más sabio de todos los seres manifestaría su mayor sabiduría por su completa obediencia a la ley que es más excelsa que la sabiduría, nada más perfecto podría ser concebido.
Todo lo visible e invisible está a su servicio y cae dentro del ámbito de aplicación de esta ley eterna e infinita de la causalidad. Todo se somete a ella, lo que se ve y lo que no se ve -los pensamientos y hechos de los hombres, ya sean secretos o abiertos no pueden escapar a ella. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com