La joven (fragmento)Anne Wiazemsky

La joven (fragmento)

"El comportamiento de las personas de mi entorno con respecto a mí cambió. Yo me había convertido en "la que iba a hacer cine". Algunos se alegraban, simplemente, sin pensar en nada más. Otros introducían en la conversación algunos comentarios poco corteses sobre mi torpeza, mi ignorancia, la banalidad de mi cara. Esas frases asesinas habrían envenenado a cualquier chica. Es una edad en la que uno no sabe todavía nada de sí mismo, en la que se duda, en la que se busca. En aquellos momentos, me daban ganas de renunciar a la película, huir muy lejos y que todos me olvidasen.
Pero estaba Robert Bresson. Cuando me reunía con él, el miedo se difuminaba. Me hablaba con una delicadeza infinita, me consideraba un ser maravilloso, dotado de unas cualidades que sólo él percibía. Aunque a menudo existía para alguien, sentí por primera vez que "existía" en el sentido primero y más importante de esa palabra perturbadora. Me quedo corta si digo que él supo civilizarme.
Tejió, día a día, un lazo sutil que me mantenía unida a él. Pasábamos tiempo juntos, teníamos largas conversaciones por teléfono. Me preguntaba por todo, se irritaba por las largas horas que pasaba lejos de él, en compañía de amigos de mi edad. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com