Del siglo de oro español (fragmento)Margit Frenk

Del siglo de oro español (fragmento)

"A la luz de las comparaciones anteriores, entendemos que en esta chusca anécdota el macho representa al duque. Deshonrado por Federico, el que era arrogante caballo ha quedado reducido a mísero macho, incapaz siquiera de liberarse del freno que le impide comer. Todo ello, por supuesto, sin que Batín capte las implicaciones de su cuento.
Poco después el texto nos presenta una nueva transmutación del duque, esta vez, agrandándolo. Ignorante de lo que ha ocurrido durante su ausencia, su criado Ricardo relata las prodigiosas hazañas guerreras del duque al servicio del Papa:
Llana queda Lombardía
y los enemigos quedan
puestos en fuga afrentosa,
porque el león de la Iglesia
pudo con un sólo bramido
dar con sus armas en tierra (III, 2345-2350).
El duque viene vencedor, poderoso, temible. Ya no caballo indómito ni humilde macho, ha suplantado a Casandra en el papel de león: "el león de la iglesia".
El peligro que para Federico había representado Casandra-león, ahora lo representa el duque-león para Federico y Casandra. Apenas noventa versos después averiguará la traición de los dos y "con sólo un bramido" dará con ellos en tierra. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com