SacrificioRafael Batista Cáceres

Sacrificio

"Y era adalid de un grácil porte
investida en solemne presencia,
princesa ataviada de la esencia,
de bellas flores del sur y norte.


Tu mirada, la del genio gótico,
piadoso hálito de vida,
éxtasis de percepción sentida,
en mi fiel numen anacreóntico.


Tus labios, paradisiacos mundos,
primitivos y urbanos recintos,
encendidos por los rojos cintos
que atraen a tus abismos profundos.


Al remanso de aguas plateadas
la luna se ve resplandeciente,
reflejando su cara sonriente
en lagos de ilusiones y plasmadas.


Soy un pez dorado con la sed
del alma fugitiva en la mañana,
y vuelto pasión en raza humana
me dejo atrapar en tu hábil red.


Ya en el cristalino santuario
de tu omnipotente dominio,
me ofrezco como un sacrificio
de amor redimiendo tu calvario. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com