Siris (fragmento)George Berkeley

Siris (fragmento)

"Hemos aprendido de Plinio que en el primer elemento del nuevo vino o mustum, los antiguos solían rociarlo con polvo de resina, lo cual le aporta cierta enjundia, quaedam saporis acumina. Se consideraba que mejoraba su olor y sabor, y era, no lo pongo en duda, más saludable. La vieja resina, es decir el alquitrán endurecido, al ser más fácil de pulverizar y filtrar, era la más adecuada para este propósito. Asimismo, para sus vinos de temporada usaban vasijas con brea o resina. No me cabe la menor duda de que si nuestros viticultores contribuyeran a tratar sus vinos con los mismos ingredientes, podrían mejorar su calidad y preservarlos con menos problemas y gastos y siendo menos peligroso su consumo. Aquél que conociera más particularidades sobre esta materia, podría consultar a Plinio y a Columela. Me permito añadir que no albergo duda en relación a una similar optimización del licor de malta.
La resina de Teofrasto y Plinio se usan, en algunas ocasiones, de manera genérica para significar todo tipo de exudaciones aceitosas y viscosas emanadas de árboles y plantas. El jugo acuoso y crudo que es vertido al comienzo de la primavera ha sido gradualmente madurado y espesado por el calor del sol, llegando a sucederse, de acuerdo con las estaciones, a modo de aceite, bálsamo y finalmente, como resina. Esto ha sido observado por los químicos al disolver esa trementina a fuego lento, a causa de la continua interacción del calor, transformándose sucesivamente en aceite, bálsamo, brea y una resina dura desmenuzable, a la cual se le añadirá aceite o alcohol rectificado, pero en ningún caso agua. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com