La cabaña indiana (fragmento)Jacques Henri Bernardin de Saint-Pierre

La cabaña indiana (fragmento)

"Partió pues el doctor inglés para Calcuta, y se presentó al director de la compañía inglesa de la India, quien por el lustre de su nación y la gloria de las ciencias, le dispuso para su viaje a Jagrenat un brillante equipaje, y comitiva a estilo del país: a saber un palanquín, o silla de manos de seda carmesí con flecos de oro; ocho indios forzudos que alternasen en su conducción; dos para servirle de braceros; otros dos que llevasen el agua, y la garrafa para enfriarla; uno la pipa; otro el quitasol, para defenderle de sus ardientes rayos; un masalchi o paje de hacha, para alumbrar por la noche; un leñador; dos cocineros, y dos camellos con sus conductores; para las provisiones y bagajes ; dos peones que avisasen su llegada; cuatro cipayes o reispustas, montados sobre caballos persas para escoltarle; y un portaestandarte con su bandera inglesa. En vista pues de tan pomposa comitiva, se hubiera tenido al doctor por un comisionado de la compañía de la India: pero mediaba la notable diferencia, de que en vez de ir él a recibir obsequios y presentes, tenía por el contrario que tributarlos. No siendo costumbre en la India presentarse a las personas de dignidad sin ofrecerles algún don, le proveyó el director a costa de su nación de un hermoso telescopio, y una alfombra de Persia para el jefe de los bramas, ricas telas de cotón para su mujer, y tres piezas de tafetán de la China encarnadas, blancas y pajizas para bandas a sus discípulos. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com