Votos de un solitario (fragmento)Jacques Henri Bernardin de Saint-Pierre

Votos de un solitario (fragmento)

"La yedra siempre verde entapiza la corteza áspera del roble; el dorado muérdago brilla en el sombrío ramaje del aliso; el desnudo tronco del arce se ciñe con guirnaldas de madreselva, y el álamo piramidal de Italia levanta al cielo los purpúreos racimos de la vid. Cada clase de vegetales tiene su ave, como su orador: la alondra sale cantando de entre las mieses; la tórtola suspira en lo alto de un olmo; el ruiseñor desde una breña hace oír sus tiernas querellas. En determinadas estaciones las tribus de golondrinas, codornices, chorlitos, verderillos y petirrojos llegan del norte o del mediodía, hacen sus nidos en nuestras campiñas, y descansan en los caravaneros que les ha preparado la naturaleza. Cada una de ellas dirige sus súplicas al sol, como a un rey, y le pide sus beneficios para el distrito que habita; y sólo se detienen en nuestras llanuras, campiñas y sotos, porque reconocen en ellos las plantas de sus países, y hallan con que vivir en la abundancia. Únicamente el hombre no halla asilo en las posesiones del hombre, si es extranjero; en vano el italiano suspira a la vista de la higuera con su sombra en la infancia; en vano el inglés admira en nuestros campos franceses los cultivos de su país; uno y otro morirán de hambre en medio de nuestras cosechas, si no tienen dinero, y acaso en una prisión, si caminan sin pasaporte, y si son de una nación enemiga. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com