La confesión de HenryJohn Berryman

La confesión de Henry

"Nada malo me ha pasado últimamente
¿Cómo expreso eso? Yo se lo diré señor Bones,
el devenir o su extraña sobriedad desconcertante.
Sobrio como un hombre que nunca logró a las chicas ni a sus teléfonos,
¿Qué mal podría sucederle, señor Bones?
Si la vida es un trozo de sándwich,


en la modestia de la muerte me uno a mi padre
que osó dejarme en medio de tan cruenta agonía.
Una bala en la recámara
próxima al asfixiante mar del sur
abierto de piernas, postrado.
Usted está hambriento, señor Bones. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com