Henry odia al mundoJohn Berryman

Henry odia al mundo

"Henry odia al mundo que no le
permite meditar sin sentir el dolor,
Henry se ha roto un brazo y escribió
una carta explicando cuánta maldad
se augura en este mundo.


Un raído vestido amarillo
podría distinguir la relevancia
de la belleza plebeya.


Kyoto, Toledo,
Benarés -Sacras ciudades-
y el egregio Cambridge no se edificó
para el horror del desamor
ni el sur de París conduce en
el mes florido a Siena...


instando al lúgubre Henry
hacia la trama de la humana
desidia, degustando los secretos
de la vida que se pierde en miserias
femeninas y corrupción infantil. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com