Ensayo analítico acerca de las leyes naturales... (fragmento)Louis de Bonald

Ensayo analítico acerca de las leyes naturales... (fragmento)

"Pero cuando el hombre ha dado una ley que no es el resultado de una relación natural, la sociedad cae en un estado de languidez y de turbación, que advierte naturalmente al poder la necesidad que hay de recoger una ley que introduce en el estado un uso vicioso; y si el poder, advertido por estos síntomas incómodos del estado penoso del cuerpo social, descuida el remedio, la naturaleza le vuelve a su deber por medio de revoluciones; al modo que castiga con enfermedades, y aun con la muerte, al hombre físico, después de anunciarle de antemano, con el trastorno de sus funciones, la existencia de algún humor vicioso. Porque el hombre y la sociedad, apartados de los caminos de la naturaleza, siempre están agitados, "hasta que la invencible naturaleza haya recobrado su imperio." Es pues la naturaleza el primero, y debería ser el único legislador de las sociedades. De donde proviene, que casi ninguna de las leyes políticas constitutivas de la Europa monárquica, y particularmente de la Francia, tenga data cierta, ni autor conocido, y que la historia no nos anuncie legislador, sino en los Estados populares; cuyas leyes, o lo que ellos llaman así, llevan ordinariamente, como en Roma, el nombre de su autor: Lex Valeria, Opimia v.gr. Y el instinto de esta verdad hizo decir a Mably: "Creo haber observado que los Estados, que se han formado con más lentitud, han adquirido más consistencia, así cada establecimiento halla todos los ánimos dispuestos a recibirlo"; porque a cada ley precedió alguna cosa que la hizo necesaria, y que hacía que se previese y desease su promulgación; y mal para la sociedad donde se hacen leyes inesperadas. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com