El tigre blanco (fragmento)Aravind Adiga

El tigre blanco (fragmento)

"Falta poco para medianoche, señor Jiabao. Un buen momento para charlar.
Yo me paso toda la noche levantado, Excelencia. En esta oficina mía de quince metros cuadrados no hay nadie más. Sólo yo y la lámpara de araña que cuelga del techo.
Aunque esa araña tiene su propia personalidad. Es una cosa enorme, llena de pedacitos de cristal tallados en forma de diamante, igual que las que solían sacar en las películas de los años setenta. A pesar de que en Bangalore más bien hace frío de noche, he puesto un ventilador en miniatura —con cinco aspas caladas como telarañas— justo encima de la lámpara. Cuando lo enciendo, esas pequeñas aspas trocean la luz de la araña y la lanzan hecha añicos por toda la habitación. Igual que las luces estroboscópicas de las mejores discotecas de Bangalore.
¡Es el único espacio de quince metros cuadrados en Bangalore con su propia araña! Pero sigue siendo un cuchitril y yo me paso toda la noche aquí sentado.
La maldición del empresario. Debe velar por su negocio todo el tiempo.
Ahora voy a poner en marcha el ventilador para que la luz de la araña se ponga a girar por toda la habitación. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com