Los Antiguos MaestrosZbigniew Herbert

Los Antiguos Maestros

"Los Antiguos Maestros prescindían de nombres,
sus firmas eran blancos dedos de Madonna
o las rosadas torres di città sul mare
y también escenas de la vida della Beata Umiltà
se diluían en el sogno miracolo crocifissione.
Encontraban refugio bajo párpados de ángeles
tras colinas de nubes en la espesa hierba del paraíso,
naufragaron sin dejar rastro en áureos firmamentos
sin gritos de espanto sin invocar un recuerdo.
La superficie de sus cuadros es lisa como un espejo
no son espejos para nosotros son espejos para los elegidos.
Yo os invoco Viejos Maestros
en los duros momentos de la duda
haced que de mí caiga la reptil escama del orgullo
que sordo quede la tentación de la fama.
Yo os invoco Antiguos Maestros,
Pintor de la Lluvia de Maná,
Pintor de los Arboles Bordados,
Pintor de la Visitación,
Pintor de la Sagrada Sangre. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com