Viejos romances asturianos (fragmento)Juan Menéndez Pidal

Viejos romances asturianos (fragmento)

"Cuando al paso por el mundo hallo un poeta, mi espíritu se regocija, pues creo hablar a un viajero que viene de mi Patria: si le oigo relatar alguno de sus cantos, figúrome escuchar algo de lo que pasa en ella.
Mi Patria es ese mundo que muchos creen ilusorio, donde el amor es puro; donde el dolor y la pena no son más que el santo perfume de un alma que se purifica; donde la dicha es el místico arrobamiento y el éxtasis ante las bellezas creada e increada, y donde moran esos seres de luz y esos fantasmas con quienes conversó en dulces coloquios mi espíritu durante los felices años de la niñez.
Yo no esperé orgulloso que la inspiración viniera a mí; que se dignara llegar al ignorado rincón de mi gabinete, encerrado en cuatro muros que le aíslan y apartan de la naturaleza bella: yo fui a buscar la inspiración humildemente dondequiera que ella se ocultase, peregrinando hasta merecer sus favores en los áridos caminos que conducen a sus santuarios. Tal era el objeto de mis excursiones por el antiguo Principado de Asturias. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com