Yo confieso (fragmento)Jaume Cabré

Yo confieso (fragmento)

"Y descubrí que allí sólo mandaba mi padre. Y que mi educación dependía sólo de él. Y tomé nota mentalmente de consultar en la Britannica qué era eso de los jesuitas. Mi padre sostuvo la mirada a mi madre en silencio y ella se decidió al fin:
-¿Por qué los jesuitas? No eres creyente ni...
-Calidad de la enseñanza. Aquí sólo vale la eficacia; no tenemos más que un hijo y no nos podemos arriesgar.
A ver: sí, no tenían más que un hijo. O no; pero eso no venía al caso. Lo que estaba claro era que no se querían arriesgar y por eso soltó mi padre lo de las lenguas, que me gustó, lo reconozco.
-¿Qué dices?
-Diez lenguas.
-Nuestro hijo no es un monstruo.
-Pero puede aprenderlas.
-¿Y por qué diez?
-Porque el pater Levinski de la Gregoriana sabía nueve. Nuestro hijo tiene que superarlo.
-¿Por qué motivo?
-Porque me llamó inepto delante de toda la clase. ¡Inepto! Porquqe me había estancado con el arameo después de un curso entero con Faluba.
-No bromees: estamos hablando de la educación de nuestro hijo.
-No bromeo: estoy hablando de la educación de mi hijo.
Sé que a mi madre le molestaba mucho que mi padre dijera "mi hijo" estando ella delante, pero creí que se refería a otra cosa, porque empezó a decir que no quería que me convirtiese en un monstruo; con un desparpajo inusitado soltó ¿me oyes? No quiero que "mi" hijo acabe de monstruo de feria, obligado a superar al pater Luwowski.
-Levinski.
-El monstruo Levinski.
-Un gran teólogo y especialista en la Biblia. Un monstruo de erudición.
-No; esto hay que hablarlo con calma.
No lo entendí. Precisamente era lo que estaban haciendo: hablar de mi futuro con calma. Y yo tan tranquilo porque la puta vida no salía a relucir.
-Catalán, castellano, francés, alemán, italiano, inglés, latín, griego, arameo y ruso.
-¿Qué es eso?
-Las diez lenguas que tiene que aprender. Las tres primeras ya las sabe.
-No, el francés se lo inventa.
-Pero se defiende, se da a entender. Mi hijo puede hacer lo que se proponga. Y tiene una facilidad singular para las lenguas. Diez, va a estudiar diez. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com