Dolor a la luz del sol (fragmento)Ronald Firbank

Dolor a la luz del sol (fragmento)

"Era la justo la hora cuando, fortalecida por la siesta, la señora Ahmadou Mouth solía acercarse a su marido para tratar los asuntos domésticos, y discutir en particular su traslado de la ciudad. Porque, al celebrar el aniversario de su boda, se presentaba una oportunidad única para dar a conocer a sus invitados el anuncio relativo a un cambio de residencia, aunque ella estaba convencida de que no serían echados de menos.
-Dejamos Mediavilla con vistas a la educación de mis hijas, diría; o quizás, Vamos a Cuna-Cuna para la graduación de mis hijas.
Pero, desafortunadamente, la renuencia del señor Mouth a abandonar el hogar parecía aumentar a diario.
Ella lo encontró dormido, un tanto rígido, asintiendo suavemente con la cabeza, cubierta con un bonito sombrero de paja.
-Dime, negro, murmuró, pasando su mano como una pluma a lo largo de su rodilla. Dime, negro, he de irme.
Era el tierno preludio a la tempestad.
Evasivo y medio despierto, él le advertía que lo dejara solo, que estaba pensando.
-Un negro que se pavonea. Vamos.
-Estoy pensando.
-¿Por qué tardas tanto? Exasperada, lo agarró del brazo.
Pero por toda respuesta, el señor Mouth, cogió un volumen de himnos que estaba frente a él y le dio la espalda a su esposa.
-Deberías salvarte a ti mismo, dijo ella cáusticamente mientras se dirigía a la ventana.
Los olores de los algodonosos árboles oprimían el aire. En el profundo crepúsculo el alzamiento de la luna oscurecía la calle.
-Este lugar no es saludable. Es demasiado húmedo. Si mis hijas enferman... murmuró ella con aprensión, mientras su esposo comenzaba a entonar un salmo en voz baja.

Siempre con el Señor
la vida de los muertos
hallará la palabra
inmortalidad."

-Hay mejores casas que ésta en Cuna-Cuna, observó ella.
-¿Cuántas veces he de decirte que no menciones la moderna Sodoma en mi presencia? "



El Poder de la Palabra
epdlp.com