El curioso impertinente (fragmento)Guillén de Castro

El curioso impertinente (fragmento)

"Anselmo. Mil veces me has de abrazar. Tanto, tanto, amigo mío, de nuestra amistad confío, que por darte más lugar de conquistar a mi esposa, fingiré cierta partida de Florencia. De mi vida te lastima.
Lotario (Aparte.) (¡Extraña cosa!)
Anselmo. Es pensamiento extremado para el intento que sigo. (Sale Culebro) ¡Culebro!
Culebro. ¡Señor!
Anselmo. Amigo, escucha lo que he trazado. Un secreto se ha ofrecido que ha de fiarse de ti.
Culebro. Estará enterrado en mí. Callado soy, y atrevido.
Anselmo. Yo he de fingir que me voy aprisa, para volver volando; tú has de saber que en casa Lotario estoy, adonde de cierta dama he de gozar la hermosura, porque tenga más segura en mi secreto su fama. Si mi esposa, porque tardo, me enviase algún papel, tómale tú y ven con él donde sabrás que te aguardo.
Culebro. Fía que serás servido.
Anselmo. Y tú vete y vuelve aquí.
Lotario. ¿Despídeste agora?
Anselmo. Sí.
Lotario. El seso tienes perdido. ¿Que no adviertes?
Anselmo. Tu disgusto me le pierde y me la apura. Deja.
Lotario. No más. Tu locura sigo a costa de mi gusto.
Anselmo. Vuelve luego.
Lotario. Que me place.
Anselmo. ¿Vas con gusto?
Lotario. Voy contento a ser uno de los ciento que dicen que un loco hace. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com