Horacio: tragedia en cuatro actos (fragmento)Pierre Corneille

Horacio: tragedia en cuatro actos (fragmento)

"Curiacio. Así pues Roma no separa de vos su estimación.
Creyó no elegir bien si no contaba con vos,
Esta soberbia ciudad en vuestros hermanos y en vos
Halla los tres guerreros que prefiere a todos
Y no oponiéndonos más brazos que los vuestros
Con sólo una familia desafía a los nuestros
Creeríamos al verla confiarse en vuestras manos
Que no hay más romanos que los hijos de Horacio
La elección podía colmar a tres familias de gloria
Y consagrar dignamente sus nombres a la memoria
Si, el honor que la vuestra recibe siendo escogida
Podía ciertamente inmortalizar a tres
Y pues es en vuestra casa donde mi dicha y mi amor
Me hicieron colocar a mi hermana y escoger una mujer
Lo que voy a ser y lo que soy para vos
Me obliga a tomar la parte que puedo en vuestra dicha
Pero otro interés contraría mi gozo
Y mezcla el temor a tales dulzuras
Tal brillo dio la guerra a vuestro valor
Que tiemblo por Alba y preveo su desgracia
Puesto que combatís su derrota es segura
El destino la juró al haceros nombrar
Veo en tal elección sus proyectos funestos
Y ya me cuento por uno de vuestros súbditos.
Horacio. Lejos de temblar por Alba, compadeced a Roma
Viendo a los que olvida y a los tres que nombra
Es mucha ceguedad y para ella fatal
Tener tanto donde escoger y escoger tan mal.
Mil de sus hijos más dignos de ella
Podrían mejor que nosotros sostener su causa;
Pero aunque este combate me prepara un ataúd
La gloria de la elección me llena de justo orgullo
Mi ánimo concibe varonil firmeza
Y me atrevo a esperar mucho de mi poco valor,
Y cualesquiera que sean las intenciones de la envidiosa suerte
Yo no me cuento por uno de vuestros súbditos
Roma confió demasiado en mí. Y mi alma entusiasta
Cumplirá su deseo, o dejará la vida,
Raras veces es vencido quien se propone morir o vencer
Esta noble desesperación difícilmente sucumbe,
Sea lo que fuera Roma no será vencida
Mientras mis últimos suspiros no aseguren mi derrota. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com