Memorias (fragmento)Lorenzo Da Ponte

Memorias (fragmento)

"De este modo y como fruto de este firme e infatigable afán, logré, al inicio del tercer año, figurar en el ranking de los alumnos más destacados, siendo muy loados mis versos. Fue muy elogiada una canción que escribí para una competición contra los jóvenes más versados de Ceneda. Pero eso no me hizo sentir orgulloso ni supuso que creyera seriamente que mi poema era hermoso. Tuve la fortuna, desde que comencé a estudiar, de comprender que los encomios recibidos eran suscitados por intenciones corteses para fortificar mi autoestima y que, con el tiempo, dichos elogios fueran realmente merecidos. Esta certeza me preservó de dejarme llevar por un orgullo vano y por una egoísta opinión acerca de mí mismo, bancos de arena en los que suelen encallar los estudiantes, al pensar que ellos son omniscientes, deteniéndose a menudo en el punto donde todo debería comenzar. Había sido dotado por la naturaleza con algún talento poético, y mi infinita pasión por la poesía, apegada a principios razonables, quizás me convertiría un día en un excelso vate. Tuve la suerte de no hallar interferencias continuas contra mis dignos propósitos ni manos tiránicas que me ahogaran, y quizás mi principal virtud, dentro de los crueles y perversos torbellinos de la vida, aunque me privaran de cierta paz interior, estos recursos, y este plácido esparcimiento, sin los cuales la mente humana se esfuerza inútilmente en alcanzar las cumbres más elevadas. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com