Muerte, ¿dónde está tu victoria? (fragmento) Daniel-Rops

Muerte, ¿dónde está tu victoria? (fragmento)

"Yo hacía el mal, pero ni lo aprobaba ni lo amaba... Tú, Dios mío, me dejabas sentir un vacío doloroso, una tristeza que sólo entonces experimentaba. ¡Era un don tuyo, Dios mío, que me alejaba de la duda! (Charles de Foucauld)
Hace más de tres semanas que abandoné estos cuadernos. Los chicos llegaron, la casa se animó y yo, olvidando un poco mis meditaciones, he paseado con los dos pequeños por todos los caminos del valle. Rafael me ha sorprendido con aire preocupado, y sobre todo por el cuidado torpe que pone en disimularlo. Cuando le pregunté los motivos me contestó con desenvoltura:
-No creerás, mamita Laura, que estoy inquieto por el Bachillerato.
Al día siguiente le sorprendí sentado cerca del río sobre un viejo tronco, con el rostro hinchado como si acabara de llorar. Estuve a punto de hablarle y tratar de obtener de él una confesión. Es la segunda vez que le he visto así. Sin saber por qué, el dolor taciturno de este niño me hace pensar en los míos. Espera de la vida lo que esperaba yo a su edad. Es débil, demasiado sensible y fácilmente impresionable. Su hermano mayor -al que admira en secreto- se divierte- estoy segura- en herir su sensibilidad en carne viva, sin que yo pueda impedirlo.
Ayer se marcharon. Un poco antes de que el coche de alquiler llegara de San Pedro, Rafael aprovechó el momento en que Alicia había ido a despedirse de los conejillos recién nacidos para decirme:
-¡Qué suerte tienes, mamá Laura, de poder quedarte aquí sola!
-¿Por qué?
-Siempre es bonito estar solo.
-Hizo una pausa:
-Lo desagradable de la vida es el contacto forzoso con los demás seres; mezclarse con la muchedumbre, en la que todos -incluso quienes nos quieren bien- nos rozan y nos hieren. Quizá no todo el mundo participe de esta sensación de sentirse diferente de los demás, de no poder participar en su vida... Es una cosa muy triste.
Aquellas palabras me conmovieron, y no supe encontrar la réplica que me hubiera gustado. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com