Entre la pluma y la pared (fragmento)Poli Délano

Entre la pluma y la pared (fragmento)

"Pablo Neruda fue uno de los más apasionados coleccionistas de cosas que se conoce. Quienes visitaron las casas donde vivió no se sorprenden hoy de ver en algunas de esas casas-museos los mismos objetos que le deleitaban la vista, el tacto, la memoria y le sacaban una plácida sonrisa proveniente de su profundo sentido lúcido de la vida: pipas, botellas, caracoles, minerales, insectos, mapamundis, primeras ediciones, alacranes, llaves antiguas, máscaras, cartas marinas y, en fin, cuanto objeto bonito, antiguo o absurdo uno pueda imaginarse.
Me parece que la más espectacular de sus colecciones es la de mascarones de proa de antiguas naves, que aún permanecen vigilando la enorme estancia de la casa de Isla Negra, casi en el mar, como si navegaran. "Oh mascarona, belleza rota, directora del navío", canta Neruda a una de esas musas predilectas de su pasión.
Pero quizá la colección más rara y menos conocida sea una que no puede ponerse en exhibición: o estaba escrita en papeles y esos papeles guardados entre las paredes de alguna carpeta o bien, se hallaba sólidamente grabada en la memoria del poeta. Se trata de su colección de poemas excéntricos, cursis, o simplemente divertidos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com