El pan dormido (fragmento)José Soler Puig

El pan dormido (fragmento)

"Las cosas se están derritiendo y nadie se da cuenta porque todo lo que se derrite mantiene la apariencia, que la apariencia es la cáscara de las cosas y las cosas son los hombres y los animales y los muebles y los aparatos y todo lo que hay en el cielo y en la tierra y en el mar. Vivir es derretirse y nada está muerto, ni siquiera lo que parece muerto. Y cada cosa que se derrite, cada hombre, cada animal, cada mata y el agua y el viento y la tierra y el cielo, todo, se derrite sin perder la forma, por dentro, consumiéndose para vivir, pero no como se derrite la vela, que a la vela la llama la derrite para alumbrar y no es eso, sino el derretirse para vivir, sin que se vea, que también pasa con la vela y con la llama, que se van derritiendo además del otro derretirse, porque la vela y la llama también viven. Y el día también se derrite, y la noche. En esta noche de ahora están las cosas derritiéndose alrededor de la gente de Macías y esta noche la gente de Macías no es solamente el turno del pan dormido y Manuel y los carreros de caballo y los dos repartidores de los carritos de La Barca, que ahora también son gente de Macías estos hombres que vinieron a meterse en la casa vacía, uno a uno o en pareja, subiendo por la escalera del zaguán y pasando por la otra cosa, sin hacer sonar la madera de los escalones, que estos hombres vienen escondidos.
-Miren eso -dijo Tita.
Salieron por la puerta de la saleta y entraron en la casa vacía también por la puerta de la saleta. Las dos casas tienen dos puertas cada una, una puerta en la sala y otra puerta en la saleta. Hay un cuadrado al final de cada escalera y son dos las escaleras, la escalera del zaguán es de la otra casa y la escalera de la calle es de las dos casas. En la escalera del zaguán, el cuadrado lo forma una reja de hierro con dos lados de barrotes y dos de madera. Y los lados de madera son la pared que divide las dos casas, y la pared del corredor al techo y el cuadrado es como un cajón. En el lado del frente de reja está la puerta. El cuadrado de la escalera de la calle está forrado por cuatro paredes de tablas amachimbradas, que por dos cuartas partes no llegan al techo. Las puertas de la casa están en un solo lado, separadas por el comienzo de la escalera. Las puertas de la casa vacía están en dos lados, una frente a la otra, y hay un lado que no tiene puerta, que tres de los lados del cuadrado de la escalera de la calle pertenecen a la casa vacía y la casa solamente tiene uno. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com