LluviaMak Dizdar

Lluvia

"Debemos aprender de nuevo
cómo cae la lluvia, gota a gota.

Debemos ser cautos
y no mirar más allá de las puertas de la ciudad.

Debemos hallar de nuevo
la senda perdida de la hierba azul.

Debemos hallar abundantes plantas
amapolas y hormigas asustadas.

Debemos dejar caer las claras gotas
sobre nosotros.

En caso de desmayo, pongamos
una brizna de hierba oscura sobre el pelo.

Dejemos que crezca libre
el sol y la sombra.

Dejemos que regrese por último
el corazón evadido hace ya mucho tiempo.

Debemos ser cautelosos y pasar sin mirar
a través de la puerta de la ciudad de piedra.

Debemos anhelar
contemplar toda la noche la caída de la lluvia. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com