Sólo por mí (fragmento)André Corthis

Sólo por mí (fragmento)

"El jueves viajé a Saint Étienne como si fuera mi primera experiencia mundana. A medida que ante mí contemplaba el paisaje tumultuoso del río y los árboles en salvaje desorden, temí estar abandonada durante unos pocos días en el valle de la Chartreuse, pero no permitiría que la sombra del zumbido de la serpiente domeñara mi espíritu. François Landargues me tenía cogida del brazo. No me hables de amor -deseé-. Cada día teníamos más confianza el uno en el otro. Hablamos un poco acerca de mí y en gran parte de su madre.
No me era posible creer en nada relacionado con él o de su entorno. Creo que era muy inteligente y que padecía una enfermedad del corazón que afectaba a sus nervios y le causaba una gran amargura e irritación, derruyendo todo asomo de ternura. Creo que apenas era capaz, en sus gustos y deseos, de una cierta pasión violenta. Pero, ¿cómo pude haber desarrollado aquel juicio entonces? Sólo sé que no podía ocultar que algunas de sus frases y de sus modales me desagradaban sobremanera y que percibía en el fondo de mi mente lo difícil que me resulta sentirme inspirada ante este trastorno emocional. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com