Harmónicos (fragmento)Claudio Ptolomeo

Harmónicos (fragmento)

"Al sistema anterior se denomina también disjunto, al contrario del basado en los valores del grupo diapasón-diatessaron, que se denomina conjunto; porque en éste (en vez de una disyunción o tono diazéutico) tiene unido al mismo mese el otro tetracordio en agudo, tetracordio que también se llama conjuntado (debido a esta característica) del mismo modo que en el otro caso se llama disjunto. Por la misma razón, en él se denominan trite sinemenon (tercera de las conjuntas) la inmediata tras la mese; la siguiente a ésta, paranete sinemenon (penúltima conjunta); y la precedente del tetracordio (y fija), nete sinemenon (última conjunta).
Aparece este sistema unido por los antiguos erróneamente con otra especie de mutación distinta de la realizada según el género, como mutado respecto al otro que se denomina normalizado (inmutado). Tampoco aquél se llama inmutable (normalizado) porque no se pueda variar según el género, ya que es común a todos los géneros, sino porque no se puede mutar según el valor del tono.
Porque según el tomo (llamado así el sistema), hay dos variedades principales de mutación: la primera, en que movemos toda la serie de notas hacia una tensión (frecuentemente musical) más aguda o más grave (escala), manteniendo el orden continuo de la especie; la segunda, en la que no se cambia toda la tensión de la serie, sino sólo una parte de ésta, manteniendo en parte la sucesión que había en un principio (bemolación). Por ello, ésta se denomina mutación de armonía más que mutación de tono. Pues según la primera no varía la relación melódica, sino de todo el tono (la altura de la escala); en cambio en esta última las notas varían en cuanto al propio orden (de los intervalos); las notas en cambio no varían (algunas) en cuanto a su altura, sino en razón de la melodía. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com