Rehén de la eternidad (fragmento)Olga Ivinskaya

Rehén de la eternidad (fragmento)

"Ser un artista. En junio de 1935 se celebró en París El Congreso de Escritores para la defensa de la cultura. Al mismo asistieron Heinrich Mann, André Gide, Barbousse, Brecht, Malraux, Aragon…
En el cuarto libro de sus “Memorias”, Ehrenburg recordó que unos días antes de la apertura del mismo, los escritores franceses pidieron al embajador soviético en París que Pasternak y Babel fueran incluidos en la delegación enviada por la Unión Soviética.
Ambos volaron hacia París cuando el Congreso ya estaba en marcha. Así queda expuesto en una carta enviada por Marina Tsvietaieva, publicada en el libro “Cartas a A. Teskova”
Boris hubo de recorrer cientos de kilómetros, pero sentía un temor indescriptible, al haber recibido previamente la visita del propio secretario Stalin. Se dijo que se negaba a ir sin la presencia de su esposa.
No recuerdo lo que el propio Boris me contó después acerca de este episodio, pero cuestionar a la propia Tsvetaieva era imposible.
Cabe mencionar que un año después, a través de su secretaria, Stalin solicitó una nueva conversación con Boris.
Según Ehrenburg, al llegar a Paris el médico dictaminó que padecía de psicastenia e insomnio y que, al parecer, previamente había estado descansando en una casa de reposo.
Mucho más tarde (en el verano de 1958) Boris dio una explicación sobre todos estos rumores colectivos: “A principios de los años 30 hubo un movimiento colectivo entre los escritores –comencé a acudir a las granjas colectivas para recoger material con vistas a la publicación de un nuevo libro. Quería documentarme ampliamente pero fui incapaz de expresar todo lo que pude ver. Era todo tan inhumano, tan envuelto en una miseria inimaginable que no encajaba para nada en los límites de mi conciencia. Me enfermé y durante un año no pude conciliar el sueño. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com