Una historia de la estética (fragmento)Bernard Bosanquet

Una historia de la estética (fragmento)

"Cuando, por ejemplo, leemos la historia de las ciencias inductivas en relación con el crecimiento de la lógica teórica, es posible que no despierten excesivo interés las fases pretéritas de determinadas ramas del conocimiento, excepto en la medida que nos ayuden a entender que el desarrollo de la mente humana, que es actualmente el objeto de nuestro estudio. La química o la astronomía de la antigüedad concitan mayor atención para nosotros que un palafito o un hacha de pedernal para un estudiante de antropología. Lo mismo podría decirse con respecto a otros elementos de la civilización, como los detalles alusivos a la forma política o a las costumbres sociales, las sutilezas del lenguaje o los pormenores del dogma religioso. Todos estos aspectos de la vida, si bien es cierto que haber descifrado el pasado es una gran ayuda en la compresión del presente, sin embargo, en general, exceptuando la investigación científica o la concreción histórica, estamos habituados a olvidarlos como parte del pasado. De hecho, las ideas morales y religiosas, omnipotentes en el pasado remoto, por lo general conservan una capacidad innata para despertar nuestro interés actual, tan profunda es la identidad de la naturaleza moral del hombre en todas sus manifestaciones. Pero no hay nada en este sentido a la altura de las mayores creaciones del arte, incluyendo la noble literatura. Su relevancia se incrementa a medida que envejecen, en lugar de disminuir. Y de ese modo, al intentar trazar la conciencia estética a través de las diversas etapas de su desarrollo, nos encontramos ante un material concreto interesante no sólo por su carácter antiguo, sino que constituye una gran parte de lo que se valora por sí mismo en relación a nuestro presente devenir. La historia de las bellas artes es la historia de la conciencia estética actual, como un fenómeno concreto; la teoría estética es el análisis filosófico de esta conciencia, por lo que el conocimiento de su historia es una condición esencial. La historia de la teoría estética es un relato que recorre la conciencia estética en su forma intelectual de teoría estética, pero no olvidando nunca que el asunto central a dilucidar es el valor de la belleza para la vida humana, no menos implícito en su práctica que explícitamente reconocido en cuanto a su reflexión. A pesar de la repugnancia natural que puede sentirse a la hora de analizar la belleza que nos conturba, hay que tener en cuenta la ventaja de esta rama de la historia de la filosofía que nos promete no sólo una interpretación teórica del pasado fenecido sino ser elemento coadyuvante a la hora de apreciar las realidades heredadas. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com