Damón y Fintias (fragmento)John Banim

Damón y Fintias (fragmento)

"(Entran cuatro guardias, luego Procles con Damón encadenado, seguido de otros cuatro guardias)
Damón. Hagamos un descanso, aquí, Procles (Procles ordena a la guardia que se detenga)
Nosotros disertamos juntos acerca de un viejo amigo mío, que con toda probabilidad sería la tercera pregunta relativa a mis últimos pensamientos, mientras abandono este mundo vano; te lo suplico, cuando lo veas, felicítalo de mi parte y dile que me consta que era un verdadero amigo y que sea para mi esposa e hijo como un padre.
Fintias. ¡Refrénate! Es imposible que puedas sacrificarle, mientras nosotros aún hablamos. ¡Soy su mejor amigo! Yo sería quien escucharía sus últimas palabras. ¡Contente! ¡Oh, Damón! (Entra) ¡Damón!
Damón. Es lo que hubiera deseado, pero temo hacerlo, Fintias. Somos hombres, Fintias, y las lágrimas no asoman a nuestros ojos.
Fintias. Condenación y muerte. ¡En el mismo instante! ¿No hay esperanza, Damón? ¿Es imposible?
Damón. Para mí ante Dionisio, sí. Ansiaba al menos seis horas de tregua para que mi esposa pudiera venir y verme.
Fintias. ¿Y él no ha condescendido?
Damón. Ni una hora. Sólo para besarla a ella y a mi hijo pequeño.
Fintias. ¡Maldito villano!. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com