El azahar y el azar (fragmento)Ferrán Cremades

El azahar y el azar (fragmento)

"Hay limones maduros que aun cuelgan como perlas. Y luego están las flores abiertas. El limonero da frutos dos veces al año. No sé si yo he aprendido de él o él de mí. La cuestión es que siempre estamos renovando la savia. Juntos hemos soportado las heladas y han rebrotado sus ramas y mis pensamientos. Que van hacia los amigos de siempre. Los presentes y los que no llegan a irse nunca. Por otro lado el naranjo que da mandarinas ya hace tiempo que se quedó sin dar frutos. Como una señal de los ciclos de la vida. El verde brillante de las hojas contrasta con el color oscuro de los troncos. Al árbol que da naranjas Valencia el otro día le cogí las últimas perlas que me ofrecía. Coqueto como es se ha cubierto con un manto de azahar para ocultar su vergüenza.

A los que sí se llevó el viento del azar fueron los dos pinos que eran como dos catedrales. Dos montañas. Tapaban el cielo y hasta eran un muro para las sombras extrañas. Nos resguardaban de las tormentas de arena y de otros extraños maleficios. En su copa se posaban los búhos al llegar las noches de otoño. Un día los vi balancearse como olas de un mar horadando acantilados. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com