Jardín de nieblas (fragmento)Robert Saladrigas

Jardín de nieblas (fragmento)

"Pienso que nunca me habría decidido, si esta mañana no me hubiera levantado de la cama con una espesa jaqueca que casi no me dejaba mover los párpados, y un regusto a huevos podridos en el paladar que me obligaba a eructar. Lo malo es que el nauseabundo olor del aliento contribuye a descomponerme el estómago. En la velada de ayer en casa de Emmanuelle bebí whisky y ginebra en cantidades considerables, pero no recuerdo haber abusado más que otros días y nunca me levanto con un malestar tan acentuado. Sin vestirme, con la bata encima del pijama, me he puesto las gafas oscuras, he encendido un cigarrillo -la primera bocanada de humo me ha producido náuseas-, y me he tendido en el sofá y monsieur Cayette estará recortando el césped de su finca de Fontainebleau. Así de tópica es la distracción de los fines de semana del hombre que me paga y me "adora", ya que, según él, no sabría cómo arreglárselas sin mí precisamente ahora que madame Cayette, que no quiere vivir en París, mejor dicho que no puede vivir respirando un día tras otro esa atmósfera contaminada que nos llena de mierda los pulmones y por esa razón, dictamina madame Cayette, hay tanta gente tuberculosa y tantos enfermos de los bronquios. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com