Otto, el principal accionista (fragmento)Gisela Elsner

Otto, el principal accionista (fragmento)

"Sin embargo a Otto, el principal accionista, no le importaban las quejas de sus conciudadanos ni los murmullos o silbidos, trataba de mostrarse ameno y ganarse su simpatía, al menos no tenía de qué avergonzarse si habían de compartir ruinosos dividendos que no superaban el 5% al repartirse las ganancias adquiridas que él había traído en su Mercedes negro, o de ser considerado un simple parásito al servicio de los directores de la Empresa.
Cuando Otto, el principal accionista, se sentó en su sofá color mostaza, contempló su alfombra color gris perla, su mesa revestida de madera de roble y su dispositivo de televisión a color, los cómodos cojines, el mini bar, su imitación de alfombra persa, las pinturas al óleo que colgaban de la pared y retrataban un barco en medio de una tormenta en la habitación indirectamente iluminada. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com