Viaje a través de América (fragmento)Wolfgang Koeppen

Viaje a través de América (fragmento)

"Contemplé el orgulloso barco, en el cual no había embarcado aún, estrellándose contra un iceberg, un empleado de la compañía hizo sonar una pequeña campana admonitoria, Le Havre-Nueva York. Nos metimos en nuestros coches y tanto los pobres como los millonarios cantaban: "Mi Dios está cerca".
Desde la ventanilla del tren se deslizaba ante nuestros ojos un paisaje impresionista. Los botes de remos de Maupassant todavía se mecían sobre el Sena. Los pequeños "bateaux mouches" seguían ejerciendo su atracción. Hombres jóvenes desplegaban sus músculos mientras los formales burócratas franceses entregaban a los viajeros el sello de salida.
En los puestos aduaneros de Le Havre se alzaban las columnas de humo rojo de la "Liberté", que había recorrido las vaporosas sendas marinas de "Europa", exhibiendo el hanseático orgullo de Bremen y ahora representando la libertad francesa y lo siguiente que podía verse era el océano, contemplado desde un lujoso hotel, siempre indomable ese mar celestial -una vacía e interminable misantropía de seis días. Los viajeros inexpertos creían que encontrarían otros barcos aquí, que verían velas y penachos de humo en el firmamento, símbolos del poder del hombre sobre la tierra, pero sólo contemplaron olas lisas o tormentosas, el mar permanecía innavegable, y de ese modo los pasajeros se encontraban expuestos a la absoluta indiferencia de su destino. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com