El tiempo nuevo (fragmento)Hermann Lenz

El tiempo nuevo (fragmento)

"Lo ignoras todo acerca del hombre del seminario, pero tal vez después de todo puedas ser feliz… y luego se sentó, distanciándose del profesor, mientras su pensamiento en la cafetería Schaftheule vagaba en torno a Heidelberg, donde estaba Wieland, su amigo y un estudiante como él. Sonriente, dejó caer un terror de azúcar sobre el café, antes de despedirse del profesor Eugens. Más tarde el profesor (Grauerbach era su nombre) le dijo en la calle principal “Ahora habrás de buscar otro padre y otro doctor”. Era alto y delgado, asintió con la cabeza en un gesto de complicidad propio de un señor de edad que se dirige a alguno de sus dos hijos inmaduros; quizás tanto su esposa como él fueran sobreprotectores con sus hijos menores, porque estar casado con una mujer judía y no tener hijos podría haberles afectado mucho… Y te acuerdas de los niños, una niña y un niño, como si estuvieran frente a ti, después de que Grauerbach colgara su abrigo gris algodonoso y se deslizara en sus botas de esquí como antaño, como si Santa Claus estuviese en Suabia, abúlico y de mal humor… La niña estaba a punto de llorar, después que el niño le hubiese dicho a su padre que Santa Claus era el Sr. Rapp. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com