La promesa (fragmento)Chaim Potok

La promesa (fragmento)

"Las semanas sombrías se acabaron repentinamente a principios de diciembre, con una conversación en clase y una llamada telefónica.
Diciembre fue un mes frío, pero sin la nieve y la cellisca que a menudo invaden Nueva York, antes de la teórica llegada del invierno. Los sicomoros ya no tenían hojas, pero hubo soles brillantes y cielos claros, y yo disfruté de los viajes en autobús hasta la escuela, por las mañanas temprano, mientras atravesaba las calles que despertaban.
La escuela estaba en la avenida Bedford, a unas pocas manzanas del Parkway del Este. El departamento rabínico y el de la facultad se encontraban en un edificio de piedra blanca que daba directamente a Bedford. Allí había una media docena de edificios de ladrillos, que abarcaban los diversos departamentos de graduados. Era una calle con mucho movimiento, asfaltada, ruidosa a causa del tráfico y abarrotada de compradores que frecuentaban las muchas tiendas situadas frente a la escuela. Aun con las ventanas cerradas, los ruidos callejeros llegaban a las aulas de clase: el rugido de los autobuses que aceleraban, el fuerte chirrido de las ruedas, el fragor de las bocinas de los automóviles y, ocasionalmente, una voz humana o el ladrido de un perro. El edificio de piedra blanca tenía seis pisos. Durante cuatro años, yo había bajado y subido sus escaleras para llegar a las diversas aulas. Ahora, casi todo lo que necesitaba se encontraba en la planta baja. A la izquierda del gran vestíbulo de mármol, más allá de las escaleras de piedra y de la doble puerta metálica de la escuela, había un pasillo embaldosado, largo y estrecho. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com