Memorias de mis tiempos (fragmento)Guillermo Prieto

Memorias de mis tiempos (fragmento)

"Donde se gozaba en toda su sencillez pulcra de la buena sociedad mexicana, era en la temporada de verano en que se trasladaban al campo familias distinguidas, recibían numerosas visitas, se ordenaban almuerzos y cabalgatas, paseos en burros y meriendas, se jugaban alegres juegos a la luz de la luna, y tenía cien mil pretextos el ñiño ciego para cosechar ilusiones, ensueños, contentos y goces celestiales.
San Ángel era considerado como el centro de placeres que ofrecía mayor animación, y en efecto, pudo contar con temporadas deliciosas.
San Ángel, como se sabe, es un laberinto de vergeles, de huertas, de aguas cristalinas, de lomeríos, pintorescos y paisajes deliciosos; domina el valle de México y se perciben áreas arboledas, las torres y bóvedas de la Parroquia y el Carmen y sus edificios blancos y alegres en medio de las verdes milpas, y los visos de oro de sus riquísismos trigales.
Tenía y tiene dos grandes plazas el pueblo: una, la de San Jacinto, hoy poblada de árboles; otra, de los "licenciados", porque cuatro eminencias del foro poseían las casas principales. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com