Un siglo llama a la puerta (fragmento)Ramón Solís Llorente

Un siglo llama a la puerta (fragmento)

"Él pertenece a otro siglo. Es como otro mundo distinto el que él vive. En sus tiempos se casaban los novios sin conocerse. Acataban las órdenes de los padres como leyes inexorables. No admitirá nunca que Catalina elija un marido por ella misma y, menos aún, que se marche de casa para contraer matrimonio sin su permiso.
[...]
Él pertenecía a una generación nueva que tenía que modificar muchas cosas ¿Por qué los padres habían de buscar y designar el que había de ser el marido de sus hijas?¿Es que un hombre y una mujer no conocen pos sí mismos la llamada del amor? Chano vislumbraba la importancia de aquellos años que le habían tocado vivir. La vida imponía unos nuevos derroteros. Se transformarían las costumbres como ya lo había hecho la moda, como se trastocaba la manera de gobernarse los pueblos.
[...]
Tu uniforme no ha durado más que un día; esperemos que dure más la Constitución”. D. Cayetano aquella noche “se durmió pensando en lo efímeras que son las empresas humanas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com