Materia prima (fragmento)Francesc Serés

Materia prima (fragmento)

"Una mesa de nueve. Sudamos los gin-tonics y las maltas bajo las americanas. Ellos se han quitado las corbatas y ellas han ido al lavabo a refrescarse. Laura vuelve con el pelo mojado, peinado hacia atrás, sin gafas y con los labios pintados. Los camareros sirven tostaditas, pan con tomate y canapés de bacalao y muchos botellines de agua. Son las ocho y cuarto de la tarde, principios de junio, en una terraza de Ganduxer, ha hecho calor todo el día, mucho bochorno.
Laura paga con la tarjeta, invita ella. Ayer cerró el expediente que la ha mantenido en vilo durante seis meses, un trabajo mal resuelto de la chica que antes ocupaba su puesto. Como recompensa el bufete le ha regalado una gratificación especial, el cliente no ha tenido que ir a juicio y, además, la parte contraria ha tenido que conformarse con una indemnización mucho menor de lo que esperaba, descubrió demasiadas cosas que no encajaban y que nadie ha querido remover, libros B. El cliente se ha ahorrado mucho dinero y para celebrarlo les ha obsequiado con un catering. Mercedes cubrirá su puesto los días que esté de vacaciones, lo tienen todo previsto.
-Por Laura, que hace ocho meses que no vive -dice Vladi levantando la copa-. Y que se va a Nueva York.
Si no fuese por las manchas de sudor, las corbatas aflojadas, las barbas de final de jornada y los bolsos en los respaldos de las sillas, la escena parecería salida de un anuncio. Mercedes se ha desatado las sandalias, una le cuelga por la tira en el dedo gordo del pie... Están cansados, hace menos de una hora que han salido, a las siete y media aún estaban en la oficina, hay que acabar muchas cosas antes de julio. A partir de finales de julio todo se ralentiza, la administración se atasca y los plazos se demoran, ya están acostumbrados, se han adaptado a la lentitud de la administración. Sentados de cualquier manera, parecen deshinchados, ríen, cuentan chistes y bromean sobre la gente de la empresa de enfrente, gestores de cobro con los que no han tenido trato, se burlan de ellos porque sólo tramitan deudas y asuntos menores. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com