El viajero de la noche (fragmento)Maurizio Maggiani

El viajero de la noche (fragmento)

"Hubo un tiempo, cuando era un muchacho, en que no conseguía encontrar nada mejor que hacer que apartarme a leer novelas. Fue un tiempo muy largo y leí centenares de libros.
Mi sitio preferido era el retrete de casa. No crean que era un cuchitril angosto y oscuro. Era, en cambio, la habitación más grande. Entonces vivíamos en un viejo edificio, y nuestra casa había nacido y crecido en los siglos teniendo como servicio una letrina a la turca en un rincón de la cocina, en una barraquita de aglomerado, separada del resto de la habitación por una cortina de flores blancas y rojas.
A fines de los años cincuenta mi padre, aprovechando el boom económico y el matrimonio de su hermano, había emprendido grandes trabajos de reestructuración. En el curso de un mes, la habitación que hasta entonces había estado a disposición del tío Luciano se había convertido en un baño. Recuerdo, además, que, en el traslado, mi tío había dejado una caja llena de cosas que consideraba sin importancia; fue así que entré en posesión de mi primer calendario de bolsillo perfumado, con las fotografías de doce muchachas en sujetador y bragas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com