La bruja (fragmento)Vicente Salvá

La bruja (fragmento)

"Ya entonces, viendo que era negocio de dinero, y que no pedía cosa que pudiese traer otras consecuencias, vencido de esta maldita curiosidad, caí en el lazo, y sacando una onza de oro, al dársela, le dije: úntame, y si la empresa sale a medida de mi deseo, cuenta con otra. Uato fué, que en un abrir y cerrar de ojos me hallé en uno de los escarpados montes de la luna. A la vieja no la vi más. Por entre uno de aquellos barrancos sacó la cabeza un gallardo mancebo, el cual saludándome con trana cortesanía, me dijo: Ese globo que ves á tu frente, es la tierra de donde acabas de salir: aquella manga que está entre dos mares, es Italia, y aquel que parece un carrillo con diviesos, es Roma fundada sobre montes. Observa aquellos que parecen pulgas: esos son los cardenales; y los otros que corren á guisa de piojuelos y niguas, son los prelados domésticos y monseñores de manteleta y mantelones y auditores, y áulicos, y cortesanos, y curiales, que forman la larga y peregrina comparsa de la capital del mundo. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com