Las aventuras del capitán Corcorán (fragmento)Alfred Assollant

Las aventuras del capitán Corcorán (fragmento)

"Todo el mundo sabe que el circo de elefantes de Bhagavapour es famoso en toda la península del Indostán, construido por orden del famoso poeta Valmiki, autor del Ramayana y distinguido arquitecto.
Se trata de un recinto de ladrillo, perfectamente liso en su exterior, que incluye un vasto anfiteatro en el interior, relativamente similar a los circos romanos. Los lugares más bajos y al mismo tiempo los preferidos por el público se sitúan a dieciocho pies sobre la arena, que está separada por un segundo recinto de enormes columnatas, tan cercanas que difícilmente podría caer un hombre en su intersticio. Éste es el lugar donde se lleva a cabo, ante la dicha de la gente de Bhagavapour, la pelea entre Baber y Doubleface y el ganador, de acuerdo con el dictamen de Corcorán, salvaría su vida.
El sol brilla en un cielo claro, iluminando la imponente escena. Toda la gente de Bhagavapour toma asiento en los escalones del anfiteatro, esperando con curiosidad el acontecimiento prometido. Hombres y niños comen, beben, ríen, pensando en cómo el desafortunado inglés lucharía hasta su último aliento.
Para calmar un poco la impaciencia de la gente, es exhibido en primer lugar un elefante salvaje, traído el día anterior del bosque, ante tres congéneres domesticados; uno a su derecha, el segundo a su izquierda y el tercero tras él, siendo empujados y golpeados para precipitar la lucha. El animal salvaje es lamentablemente maltratado ante cuarenta mil personas. Un espectáculo extraño y agradable, al parecer. ¡Ay, pobre elefante! Ha sido una víctima de la traición, un elefante joven, engañado, para excitar la risa de los hombres. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com