SourceMark Doty

Source

"He estado viajando todo el día, hacia el norte
-recorriendo carreteras pequeñas y contemplando casas de madera
que se despertaban sobresaltadas por el verdor que crece a su alrededor.
cuando vi tres corceles en un campo vallado
al borde de la angosta carretera: eran caballos blancos,

dos uniformemente cubiertos de nieve, el otro tiznado
como si hubiera estado rondando escamas de óxido.
Eran de tamaño mediano, pequeño y

largo- dos de ellos permanecieron observándome mientras el más pequeño
se hundió hasta las rodillas en un pequeño estanque aledaño.

sacudiendo la cabeza y
-era inconfundible-
deleitándose con fruición en la gélida agua

en torno a sus cascos y tobillos.
Seguí conduciendo, enfilado hacia la ciudad.

con el fin de visitar librerías, y en alguna cafetería
mirar las novedades literarias
y los nuevos volúmenes de poesía, pero todo el tiempo

estuve pensando en los caballos,
y cuando volví a verlos de nuevo,

los tres abandonaron sus juegos
cualesquiera que fueran
y se acercaron a la valla de alambre

-me detuve en el arcén de hierba
de la carretera- para ver qué les había traído allí. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com