Vasco (fragmento)Marc Chadourne

Vasco (fragmento)

"Aún recuerdo el tono ahogado de su voz a lo largo del tiempo. Parecía como si se hubiera dejado llevar por la confianza y dibujara en sus labios ese nombre prohibido. Permanecí en tensión, ávido de saber.
-¿Plessis? No has conocido a nadie como él en tu vida... No es un títere ni un falsario. Un hombre... ¿acaso sabes lo que eso significa?
Obviamente, yo no sabía muy bien lo que eso significaba para él o cómo le sonaba esa palabra extrañamente liberada.
¡Un hombre! Un hombre que habría sido tenido por un simple músico que tocaba el banjo al estilo del upa-upa, rodeado de gente que charlaba en las mesas aledañas, mientras él se enfrascaba en la realidad de hacer vibrar las cuerdas con las yemas de sus dedos manteniendo distantes ojos azules... ¿Ojos que ocultaban una álgida mueca o vestían un sedoso traje? No lo sé. Un traje deslumbrante, una especie de vestido de lana blanca y áurea con un collar sobre su pecho bronceado, su pelo rubio, su perfil afilado resultaba extremadamente elegante e inusual allí...
[...]
Desde la mesa en la que me hallaba sentado, sentía su mirada fija en mí y no me atrevía siquiera a mirarlo. Alguien le susurró algo al oído y luego se dirigió a mí en términos que no recuerdo del todo bien:
-¿Ha dispuesto de suficiente tiempo para amar el país? Parecía un poco ebrio. Venga a verme. Le pregunté a mi vecino quién era ese hombre y entre risas respondió: ¿No lo conoce? ¡Es Plessis! "



El Poder de la Palabra
epdlp.com