Tiempo de amar (fragmento)Gérard D'Houville

Tiempo de amar (fragmento)

"Soy muy pequeña, muy humilde y siento pena por Nanon desde nuestra infancia llena de alegres bromas; ahora ella en cambio me regaña, me trata a su manera, me dijo que "yo le haría perder su paciencia a los mismos santos del cielo" que "ni siquiera el mismo Dios podría asistir indiferente ante el espectáculo de camisas, medias de seda y enaguas perforadas de tal forma que harían sonrojas a la gente razonable y piadosa y a la dulce madre de Jesús..."
Pero tras regañarme, ella misma cede y me perdona. Hasta me consiente modelar figurillas en el umbral de la habitación como si fuera una suerte de taller.
-¿No se requiere mucho dinero para esculpir dioses buenos? -preguntó ella ingenuamente.
Y después de todo se tranquilizó pensando que soy tranquila y sabia y que debía aceptar lo que ella llamaba mis camisetas de ninfa. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com