Metafísica y moral (fragmento)Félix Ravaisson

Metafísica y moral (fragmento)

"Las ciencias particulares muestran una mayor o menor fuerza convincente dependiendo de la naturaleza concreta de sus objetos de estudio: ellas se basan en supuestos, o como los matemáticos suelen decir hoy, en "convenciones" indemostrables. La filosofía, especialmente la metafísica, no define en rigor métodos aplicados al estudio de objetos complejos y se centra en particular en un único objeto, aunque esto no signifique que falten los medios para establecer o llegar a la verdad. El método filosófico de establecimiento de la verdad, de las verdades fundamentales, es decir, parte de la intuición de la conciencia, salvando la resistencia de los prejuicios y las pasiones, como vemos en la práctica de Sócrates de Platón, y se alcanza por el reflejo de esta misma conciencia. La luz brilla por igual para quienes niegan o dudan un hecho obvio producido por una naturaleza distinta a la del mero razonamiento, el cálculo, siendo aún más irresistible. "Todo revierte en el sentimiento." Aquí es donde termina toda ciencia, donde se halla la fuerza de atracción, si no la única, si la principal de la alta filosofía.
El sentimiento de la moral por lo que se refiere a los afectos, la voluntad, el amor que yace en lo recóndito, a esto lo llamamos corazón y por tanto pertenece al corazón, como dijo Pascal, es la última palabra y eminentemente se halla en una esfera superior del orden sobrenatural. Se dice que el mismo autor censuraba la búsqueda de la aprobación y asentimiento de los hombres por el sentimiento más que por la razón. Las verdades de orden divino, al contrario, han de ser comprendidas por medio del amor, del corazón que enseña y juzga. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com