Las doctrinas de Raimundo Lulio (fragmento)Francisco de Paula Canalejas

Las doctrinas de Raimundo Lulio (fragmento)

"-Las doctrinas del doctor iluminado Raimundo Lulio-

Los tratados de R. Lulio y las diferentes ciencias particulares que fueron objeto de sus libros, no son otra cosa que ampliaciones de los principios consignados en el Arte. No existe en Lulio el orden y la gradación de tratados que aparecen en los filósofos escolásticos, ni las cuestiones se tratan de la manera y en el orden con que se dilucidan muy en particular en la escuela Aristotélica seguida por Santo Tomás de Aquino y por Duns Scoto. De aquí la dificultad de la inteligencia de la doctrina luliana, que advirtieron los críticos del siglo pasado. No se comprendió el plan general; la arquitectónica de la ciencia luliana no se sospechó; no se siguió el enlace y trabazón de la ciencia universal con las ciencias particulares, y faltos de este punto de vista los numerosísimos opúsculos del doctor Iluminado, no fueron otra cosa que una confusa y laberíntica masa de disertaciones particulares, de difícil comprensión y por lo tanto de dificilísimo juicio.
Pero aun hoy que se comprende el pensamiento histórico, la concepción de la ciencia en toda su universalidad y realidad, que sirvió de punto de partida a Lulio, no es hacedero, el exponer bajo esta idea la doctrina dispersa en sus obras, porque muchas de ellas nos son desconocidas, puesto que como indicaba Salzinguer otros diez infolios a más de los publicados, no bastaban para formar una edición completa de los escritos de R. Lulio. Sin embargo, al paso que se manejen las obras del ilustre pensador, se comprende que la base y fundamento de todos sus escritos, la obra que declara su original concepción es el Arte compendioso de hallar la verdad. (Ars magna et maior seu ars compendiosa inveniendi veritatem). La ciencia universal y general, la que comprende los términos todos, que son los principios generales, la que contiene las leyes y los principios de las ciencias particulares, se encuentra expuesta en este libro, que es comentado y declarado por el que intitula: "Lectura o Arte Universal" (Ars universalis seu lectura super artem compendiosam inveniendi veritatem). Expuesta la doctrina general en los libros citados, síguese en Lulio el Arte demostrativo, con su Introductorio, su lectura y sus compendios, que presentan los medios y manera de las reglas de contraer, o aplican los principios y las leyes o sea las definiciones y las condiciones, y que pudiéramos llamar lógicas particulares, y a cuyo encarecimiento sirve el Arte de encontrar los particulares en los generales y el Arte inventivo con su Lectura y Tabla general del Arte. Del estudio de estas artes de desprenden las reglas del Arte general último, y del Arte cabalístico. Si se altera el orden de estudio de estas partes del Arte de Raimundo Lulio, será sumamente difícil comprender su pensamiento, puesto que aparecerá como puras combinaciones de palabras, lo que en el Ars magna aparece como relación y compenetración de los atributos reales de Dios. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com