Municipalismo y regionalismo (fragmento)Gumersindo de Azcárate

Municipalismo y regionalismo (fragmento)

"Cuando se constituyó el partido republicano progresista, que tanta importancia tuvo en aquellos tiempos, se hizo un programa muy liberal y democrático, y se hablaba mucho de autonomía; allí estaba esa maldita preocupación de que no pueden hacer cosa política las Diputaciones y los Ayuntamientos. Y yo les dije a mis compañeros: pero ¿es posible que después de la ley por virtud de la cual los senadores son elegidos por los Ayuntamientos y Diputaciones, se diga que no pueden actuar en política? ¿Hay cosa más política que esto? Porque si no resulta una cosa muy extraordinaria, y es que nosotros, los diputados, estamos en relación con nuestros electores, deseamos su apoyo, lo solicitamos, tienen derecho a censurarnos y pueden obligarnos a dimitir; pero los senadores electivos, que lo son en la mayor parte por los Ayuntamientos y las Diputaciones, esos están asistidos de la ventaja y del inconveniente de no tener que procurarse ese apoyo, y de no temer la divergencia o la separación, no tienen que responder de sus actos, porque, ¡cosa rara!, los ciudadanos, nuestros electores, pueden hablar, reunirse, reclamar, pedir, y a los Ayuntamientos y Diputaciones provinciales el señor ministro de la Gobernación les niega hasta el derecho de pedir. El derecho que tiene todo el mundo en España no lo tienen las Diputaciones. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com