La noche de los diosesRosendo Tello

La noche de los dioses

"Hijos puros, bastardos del sol y las tormentas
en las noches de piedra. Yo los recuerdo ahora
cerrados contra un muro de cal resplandeciente,
cuando la primavera abría sus botones
de luz intempestiva como un humo en la tarde.
No era la primavera la que los conducía,
sino la aterradora lentitud del verano
que exaspera la noche. Serpeando entre brasas,
de erizada ladera a rastrojos de sangre,
semejantes a dioses pasaban bajo el sol,
con cascos acerados, negros los correajes,
fulgentes a la luna sus machetes,
dientes veloces en la madrugada.
Veo aún brillar al aire feroz los animales,
bestias acorraladas con antorchas de hacinas;
los ojos veladores esconderse
detrás de las ventanas donde daba la sombra
de un cielo desventrado de rojos campanarios.
Yo vi su deslizarse de alimañas
a ras de los cercados con espinos
en la noche inocente, bajo la luna amante
de sus concubinatos con la noche.
Cómo maldigo ahora su furia de barrancos,
la negra claridad de sus dioses violentos,
ardiendo en deslumbrante vendaval,
con los brazos curvados como alfanjes,
ungidos por el sol. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com